Vídeo de la conferencia: "Masonería, génesis y esencia"

Compartimos el vídeo de la conferencia impartida en nuestro Círculo Carlista con el título Masonería, génesis y esencia y que corrió a cargo de Miguel Ángel Bernáldez, Secretario de Formación y Programa de la CTC.

Igualmente informamos de la creación de un canal propio de youtube en el que unificaremos a partir de ahora nuestros vídeos y al que podéis acceder picando aquí. Suscríbete ya para recibir las novedades en cuanto se produzcan.

Conferencia: Masonería, génesis y esencia

Continuamos nuestro ciclo de conferencias y en esta ocasión versará sobre el interesante asunto de la masonería. Bajo el título de «Masonería, génesis y esencia«, Miguel Ángel Bernáldez -gestor procesal de la Administración de Justicia y Secretario de Formación y Programa de la Comunión Tradicionalista Carlista- nos hablará sobre un tema de mucha mayor importancia del que habitualmente se le reconoce.
Conferencia sobre la Masonería
Será el próximo viernes 11 de noviembre de 2016, a las 20:30 horas en nuestro Círculo Carlista Virgen de los Reyes de Sevilla, sito en la C/ Aire, 5, semisótano. La entrada es libre hasta completar aforo.
A continuación podremos compartir un rato de convivencia y tertulia en el bar del círculo. Os esperamos.

Política y caridad (III)

Ese liberalismo de Rousseau, de Madame Staël, de Montesquieu, de Cavour e incluso de Robespierre es el mismo que el de Marx y de Hegel. El mismo de Lenin y de Stalin. El mismo de Cánovas y Sagasta. El de Churchill y Margaret Thatcher. El de Felipe González, Zapatero y Rubalcaba. El mismo de Suárez, Fraga, Aznar y Rajoy… Todos, absolutamente todos, se mueven como peces en el agua en esa corriente liberaloide que nació en los más sórdidos salones y logias de la masonería y que, con mayor ó menor virulencia tomó las calles del continente europeo al grito de ¡libertad!. Un modo de ejercer la política cuya forma ideal de gobierno es la República en los Estados pequeños y la Monarquía parlamentaria en los más grandes, que ya desde sus inicios mantuvo una sistemática persecución del Cristianismo y, en especial, de la Iglesia Católica con sus instituciones con una frívola desconsideración e incluso una imitación burlesca del orden moral divino.

            Este liberalismo es hijo de la Masonería y padre, a su vez, de otros muchos movimientos derivados de él como el Socialismo, el Comunismo, el Anarquismo, la Social Democracia Radical de Marx, la Monarquía Parlamentaria ó Constitucional y la “democracia moderna al estilo occidental”. De todos ellos, el Anarquismo es el más genuino exponente, mientras que todos los demás no son sino máscaras más o menos adulteradas y agradables en cuyo reverso late un fondo visceral y revolucionario. Ni que decir tiene que en ninguno de ellos existe la más mínima expresión de Caridad en el ejercicio del poder político en tanto en cuanto niegan la presencia de Dios en el ejercicio de la política. Para sustituir el concepto de Caridad, los gobiernos liberales inventaron otros conceptos como el de filantropía y el de solidaridad. Cualquier cosa antes de tener a Dios presente en las instituciones y en la forma de ejercer la política. Sigue leyendo

A propósito de "Jalogüin"

Es un hecho cierto que a todos los católicos nos “choca” la nueva festividad importada de Estados Unidos para la víspera del día de Todos Los Santos. Pero, además, a los católicos que somos padres de niños pequeños, no sólo nos choca, sino que nos preocupa enormemente.

Festividad de nacimiento pagano con reminiscencias celtas, basa su origen en la creencia de que la línea que une el mundo de los vivos con el de los muertos se difuminaba permitiendo a los espíritus (tanto benévolos como malévolos) pasar de uno a otro. Los ancestros familiares eran invitados y homenajeados mientras que los espíritus dañinos eran alejados mediante el uso de máscaras. El propósito de estas era adoptar la apariencia de un espíritu maligno para evitar ser dañado. Otra práctica común era la invocación por parte de los druidas a su dios Samagin ó “señor de la muerte” con fines adivinatorios.

Durante la romanización de Britania, la festividad fue asimilada por las propias tropas romanas que ya celebraban los últimos días de octubre y primeros de noviembre otra  fiesta pagana conocida como “Fiesta de la cosecha” en honor a Pomona, diosa de los árboles frutales; hasta que en el Siglo VIII, el Papa Gregorio III la declara oficialmente como fiesta PAGANA y, posteriormente su sucesor, Gregorio IV instaura el día 1 de Noviembre como el Día de Todos los Santos. Con posterioridad, en el año 998, San Odilón, monje benedictino y V Abad de Cluny en Francia, instituyó el día 2 de Noviembre como Día de los Fieles Difuntos. Sigue leyendo