Ciclo de conferencias: Tradicionalismo en la Sevilla del XIX

Continuamos nuestro ciclo de conferencias recibiendo en esta ocasión al Doctor por la Universidad de Sevilla, Licenciado en Geografía e Historia y Licenciado en Derecho D. Emilio Tejero Alcaide, que nos ofrecerá una conferencia sobre «Tradicionalismo, Carlismo e Integrismo en la Sevilla del siglo XIX».

La cita será el próximo viernes 23 de febrero a las 20:30 horas en nuestro Círculo Carlista Virgen de los Reyes, sito en Sevilla en la Calle Aire, 5, semisótano.
Como siempre, la entrada es libre hasta completar aforo.

El caballero andaluz

A Dios gracias que pasó el 28 de febrero, día que me trae de cabeza desde la más tierna infancia, cuando me obligaban en el colegio a hacer un pseudodesfile con aquellas banderitas islamófilas. Nunca me he sentido a gusto con esa artificiosa imposición. No ha sido la Andalucía que yo he visto tan bien reflejada en su gente, como por ejemplo en dos arquetipos de caballeros que un tuvo la suerte de conocer -entre tantos otros que no se me enfaden-; a dos que para más señas, eran carlistas: Aurelio Barrau y Domingo Fal-Conde. ¡Qué buen recuerdo tengo de ambos! Ejemplos de gente noble, dispuesta, diligente, comprometida, animosa, alegre. Y sin embargo, ni Domingo ni Aurelio tuvieron infancias fáciles, sabiendo, como se decía en el Requeté, que se ganó la guerra pero se perdió la paz.
Sigue leyendo

Conferencia sobre el Papado y la Universidad

Conf Papado y Universidad
Hoy nuestra crónica corresponde a la conferencia impartida en nuestro Círculo Virgen de los Reyes sobre «El Papado y la Universitas Studiorum», para la que acogimos nuestra sede a D. Fernando Betancourt Serna, catedrático de derecho romano de la Universidad de Sevilla.
Sigue leyendo

Reciprocidad

Los rusos lo tienen muy clarito: Los saudíes pidieron construir una mezquita en Moscú. Su respuesta fue razonable: Muy bien, en cuanto ustedes dejen construir una iglesia en Riad. Naturalmente, aquellos que expulsaron a una de las comunidades cristianas más antiguas de la península arábiga (Siendo tan árabes como ellos) dieron la callada por respuesta.

He de reconocer que la reciprocidad rusa me parece deliciosa.

Con esto de la pseudomemoria histérica como proceso revolucionario acelerado se están gestando una serie de esquizofrenias insoportables. Con el bolsillo de todos, faltaría más.

Así resulta que más o menos, sefardíes y moriscos fueron los antecedentes del pacífico, culto y tolerante Frente Popular.

Como dice Antonio Caponnetto, la historia fue la que fue, no la que a nosotros nos hubiera gustado que fuera. Sigue leyendo

Desmontando mitos: Andalucía liberal (2)

Continuamos desmintiendo las falacias que aseguran que la nuestra siempre ha sido una tierra “eminentemente liberal” y en la que el primer Carlismo “no tuvo arraigo ninguno”. En esta ocasión, traemos tres testimonios, que de nuevo, demuestran que el Carlismo fracasó a causa de la dura represión y persecución a la que fue sometido, y no por desafección del pueblo hacia el Tradicionalismo.

-Así, el 2 de junio de 1834, el Eco del Comercio de Córdoba, periódico liberal, relata, refiriéndose a los carlistas, que proliferan por la provincia de Córdoba “partidas de ladrones”, que se intitulan “escuadrones”, con una fuerza superior a 80 hombres, de modo “que ni los viajeros escapan de sus uñas ni los pueblos dejan de ser acometidos, como ha sucedido con dos de esta provincia, en donde han hecho sus proezas”. Sigue leyendo

Desmontando mitos: Andalucía liberal (1)

Al hilo de esta entrada  en la que se rescata un texto de 1838 que contradice bien a las claras el “axioma”, construido por el liberalismo triunfante, que viene a decir que en Andalucía el primer Carlismo no tuvo éxito por una supuesta identificación masiva del pueblo andaluz con las ideas liberales, nos proponemos aquí rescatar algunos retazos que irán poniendo en su sitio las cosas tal y como objetivamente han sido.

Retazos históricos que desmontarán el mito de la adhesión mayoritaria de los andaluces al liberalismo y que, por eso, no triunfó aquí el levantamiento carlista en la década de 1830. Ese mismo mito que es incapaz de explicar por qué en 1936 nuestra región aportó miles de hombres a la Guerra encuadrados en el Requeté, un siglo después de ese primer fracaso de insurrección tradicionalista. Sigue leyendo