Viernes 23 en el círculo: Charla-coloquio «La estafa del bilingüismo»

El próximo viernes 23 de febrero tendremos una charla-coloquio en el Círculo Carlista Virgen de los Reyes titulada «La estafa del bilingüismo».

En un primer turno nuestro correligionario Antonio, profesor de primaria en el sistema educativo público andaluz, nos expondrá su visión sobre el supuesto sistema bilingüe impuesto por el sistema de enseñanza. A continuación se abrirá un coloquio al respecto entre los asistentes.

Antonio ya nos brindó su visión sobre la infestación que la Agenda 2030 tiene sobre el currículo educativo en otra charla coloquio que celebramos el pasado mes de junio.

Después, o si el coloquio se alarga, podremos continuar en la cantina que estará dotada de suministros recordando que será viernes y de Cuaresma.

La cita será a las 20:30 en nuestro círculo, sito en la Calle Aire número 5 de Sevilla.

La entrada es libre hasta completar aforo.

Viernes 2 de junio: Educación y Agenda 2030

El próximo viernes 2 de junio y dentro de nuestro ciclo de conferencias ahondaremos sobre nuestra campaña sobre la Agenda 2030 ofreciendo una charla coloquio sobre su impacto en la educación.

Antonio, uno de nuestros correligionarios, es profesor de primaria en la escuela pública andaluza y nos expondrá la situación del modelo educativo actual y el impacto que sobre él tienen las medidas impuestas por la Agenda 2030. A continuación se abrirá un coloquio sobre el tema.

Esta charla NO quedará grabada y por tanto no podrá verse luego en nuestro canal de vídeos, por lo que recomendamos vivamente a todos los interesados que no se la pierdan.

La hora de inicio serán las 20:30 y la entrada es libre hasta completar aforo.

A la finalización podremos seguir el coloquio en la cantina del círculo.

Rogamos su asistencia y difusión.

Los carlistas ante la LOMLOE – Ley Celaá

El viernes 18 de diciembre la conocida como Ley Celaá ha superado su trámite en el Senado y el próximo miércoles 23, si nada cambia, será aprobada en el Congreso como Ley Orgánica.

Isabel Celaá

Esta ley es un paso más, de los muchos ya dados, en el ataque por parte del estado a la educación de nuestros hijos, en su afán totalitario de controlar absolutamente las mentes de los niños.

La plataforma Más Plurales, que agrupa entre otros a la Escuela Católica y distintas organizaciones y asociaciones ligadas a la escuela concertada es quien ha protagonizado mayoritariamente la oposición a dicha ley y nos convoca a un nuevo intento de paralización de la misma este domingo 20 de diciembre.

Los carlistas reconocemos y señalamos muchos errores cometidos por la escuela concertada, que en tantas ocasiones ha dimitido de su condición de escuela católica para preservar como bien mayor el concierto, que no debiera ser sino una fórmula administrativa.

Sostenemos que ese modelo ha quedado muy dañado por el totalitarismo desplegado por el estado y consideramos que deben buscarse nuevas alternativas para que la educación vuelva a ser tarea de las familias, y que estas puedan delegar parte de esa tarea en las asociaciones, cooperativas, congregaciones religiosas, etc. que estimen conveniente para la mejor formación de sus hijos y no se limiten a aceptar la limosna de poder optar a un colegio nominalmente católico pero con un sistema educativo íntegramente diseñado por el estado.

Consideramos que esta es una ocasión más, quizá la última, de que la Escuela Católica se plante ante el estado y defienda no las cuentas de resultados ni la fórmula administrativa de funcionamiento sino los principios que sus fundadores dictaron para los colegios que hoy administran, basados en la formación católica de nuestros hijos.

Nos hacemos eco de esta convocatoria si bien, por todo lo dicho, la consideramos insuficiente. Aún así, siempre estaremos de parte de las familias en la defensa de la educación de sus hijos, que el estado no debe organizar ni diseñar, sino simplemente colaborar en lo que las familias necesitemos.

Por tanto, animamos a nuestros amigos, simpatizantes, miembros y correligionarios a secundar estas u otras movilizaciones y les invitamos a hacerlo con nuestras banderas tradicionales, de la Cruz de Borgoña y del Sagrado Corazón, no defendiendo supuestos derechos constitucionales ni fórmulas administrativas sino el verdadero y superior derecho y deber de los padres sobre la educación de sus hijos, superior y anterior al estado y a la constitución.