Acto de Reparación al Sagrado Corazón en La Roda de Andalucía

En la mañana de este domingo 7 de junio, un puñado de fieles se daba cita a los pies del monumento del Sagrado Corazón de Jesús, profanado hace unos días en el pueblo sevillano de La Roda de Andalucía.

Los naturales daban la bienvenida a los visitantes y señalaban que el empeño demostrado para arrancar ambas manos y la cabeza a una imagen situada a una cierta altura no invita a pensar en una simple gamberrada. La imagen está cubierta desde el día del ataque, lo que inspira una tristeza que se nota en las miradas de los que van llegando.

Las palabras de los asistentes giran en torno a la tristeza por el odio mostrado por los autores y la grave responsabilidad de quien se lo instiga. Una vecina se lamenta preguntándose quién puede hacer algo así.

A las 11:30 se inicia el rezo del Santo Rosario. Finalizado el mismo se depositan ofrendas florales y se ha lee la fórmula del acto de reparación que previamente se había repartido a los asistentes que en su mayoría han asistido juntos, inmediatamente después, a la Santa Misa en la iglesia parroquial de Santa Ana, a escasos 100 metros del lugar.

Al final de la misa, un vecino del lugar ha invitado a un refrigerio en su casa a los asistentes.

Acto de Reparación

¡Oh buen Jesús, Hijo de Dios vivo, verdadero Dios y verdadero Hombre, Rey de reyes, Señor de los que gobiernan y Príncipe Eterno de la Paz por derecho de conquista ganado por tu inmolación en la Cruz!

Venimos contritos y humillados a postrarnos ante Ti para reconocerte, pública y oficialmente, como nuestro único Divino Rey y Señor, y a renovar nuestra Consagración a Tu Sacratísimo Corazón. Así, postrados ante Ti

RECONOCEMOS:

– Que Tú eres el Creador de todo lo visible e invisible, y como tal, obra Tuya son tanto los hombres, como las sociedades y las naciones y el poder para gobernar a los pueblos.

– Que todos los hombres, siendo obra Tuya, debemos Alabarte, Reverenciarte y Servirte como medio para alcanzar nuestro primer fin: la salvación eterna; y por eso, igualmente, siendo obra Tuya la sociedad, reconocemos que la misma depende necesaria, absoluta y completamente de Ti.

– Que todos los pueblos, todas las sociedades, todas las naciones y todos los estados Te deben dependencia absoluta, así como reconocimiento y profesión de esta dependencia mediante el culto público.

Y TE PEDIMOS:

– Que guíes a Tu suave imperio la memoria, entendimiento y voluntad de los que nos inclinamos en esta consagración ante tus Divinos pies; y que abandonando la cobardía, los respetos humanos y nuestra comodidad material nos des valor para confesar que Tú eres el Único Divino Rey y Señor, y que Tu reinado abarca a los individuos y a la sociedad civil y política, pues Tú eres fuente del bien público y privado, Señor y mantenedor de las cosas humanas y temporales y que por Ti los gobernantes ordenan, pues Tuyo es el poder.

– Que guíes al pueblo de La Roda de Andalucía, para que abandonando sus integrantes disputas personales, personalismos y querencias humanas, nos transformemos en instrumentos mansos al servicio de Tu reinado en el orden social y político.

– Que protejas a Las Españas y enfervorices a nuestro pueblo para que se convierta a Ti y sea, como en su glorioso pasado, apóstol de Tu reinado en el orden personal, social y político; suscitan-do entre el pueblo español no sólo capitanes arrojados en la defensa de Tu bandera, sino también el retorno del rey legítimo que deberá coronar, en la esfera política, una sociedad instaurada en Ti.

– Que protejas a todas las naciones de la Hispanidad para que vueltas todas a Tu Camino, y siguiendo Tu dulce yugo, volvamos a recuperar los lazos de la hermandad y la unidad y seamos, ante el resto del mundo, muestra patente de los beneficios que Tu Reino produce no solo en lo espiritual, sino en también en lo material.

Te rogamos, Señor, que nos hagas cada vez más devotos de Tu Santísima Madre, y que por medio de ella, en su advocación de Santa María de Guadalupe – Hispaniarum Regina-, lleguemos al cálido puerto de Tu Sacratísimo Corazón.

AMÉN

regnumcaritas@gmail.com

Allí donde sean profanadas las imágenes de Nuestro Señor, acudiremos a rezar en reparación, y allá donde no haya imágenes, trataremos de erigirlas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *