Por qué no votaré en las próximas elecciones

En las próximas elecciones del mes de junio se plantea un dilema, el de siempre, ¿a quién votar?, hay quien lo tiene muy claro y hay otros que se debaten entre un mar de dudas e incertidumbres pero, en general todos coinciden en que tienen miedo a tal o cual partido y en que no votan a favor de tal o cual partido sin en “contra de”. Esto es así porque en general todos consideran que no hay partido bueno al que confiar el voto, a estas alturas nadie se fía de las promesas de ningún candidato, pues saben de sobra que no las van a cumplir, por lo tanto se vota para evitar la victoria del que se considera el más malo o peligroso. En definitiva, se vota al mal menor, resignándose a elegir, sí o sí a un mal, aunque sea menor, y esto además es algo moralmente inadmisible. Esto ya de por sí nos demuestra que nuestro sistema político está pervertido, y más si consideramos que las elecciones son, “teóricamente” al Congreso y al Senado y que en las papeletas de cada circunscripción aparecen una lista de nombres que no se conocen, y sin embargo, todo el mundo “vota a un candidato a la presidencia del gobierno”, es decir que la distancia entre la teoría de este sistema apellidado democrático y la realidad es enorme. ¿Desde cuándo se nos pregunta a quién queremos de presidente del gobierno? Nunca. Eso es algo que después deciden en las Cortes después de pactos y pasteleos que a veces pueden llevar a ningún lado y provocan una nueva ronda electoral que pagamos entre todos y de la que sólo se benefician ellos.

Pero lo peor de todo es que se vota a partidos, o mejor, contra partidos. Partidos que, por su propia esencia, y como su propio nombre indica, lo que hacen es partir a España y dividir a los españoles. Es todo lo contrario de lo que debería ser un buen sistema político, en el que todos, todos los españoles participasen cada uno según sus circunstancias y conocimientos en el bien común, en la prosperidad de una patria que es de todos que a todos nos interesa que vaya bien, y que solamente unidos podremos conseguirlo y eso es contrario a la esencia de los partidos políticos, especialistas en crear odios, rencillas, envidias, miedos, enfrentamientos y demás elementos divisorios.

No nos engañemos, lo importante de las próximas elecciones, no es quien gane, o mejor dicho, quien pierda, porque sea quien sea el partido derrotado, los verdaderamente derrotados seremos los españoles, que nos veremos nuevamente enfrentados unos contra otros y todos contra todos.

Por eso, lo verdaderamente importante es conseguir que los españoles estemos TODOS UNIDOS y no partidos, de sobra es conocido el refrán que dice que “la unión hace la fuerza”, pero parece que los partidos políticos tienen la suficiente capacidad para hacernos olvidar esta sabiduría popular e inocularnos una amnesia generalizada.

Por eso yo no votaré a ningún partido, y por eso seguiré trabajando por la unidad de todos los españoles, porque ningún partido va a dejar de seguir profundizando en la división de los españoles.

Esperaindeo.

Etiquetas: , , ,

5 respuestas a "Por qué no votaré en las próximas elecciones"

  • TRAJANO dice:
  • Zonio dice:
  • TRAJANO dice:
  • Zonio dice:
  • TRAJANO dice:
Dejar un comentario

Please leave these two fields as-is:

*