El éxito de “Podemos”

Pido, de entrada, perdón por la foto ilustrativa de este artículo. Primero por lo vomitivo del montaje. Y segundo por la degradación que ha debido sufrir el futbolista al ver la cara del “Coletas” celebrando uno de sus goles. Paradójico: el “Coletas” disfrazado de Ronaldo. El “rojo” disfrazado de “cristiano”…

Pero el objeto de este artículo no son los símiles político-futbolísticos. El objeto de este artículo es analizar el desorbitado e inusitado auge que ha alcanzado este perroflauta reconvertido en profesor de universidad y los secuaces que le van a la zaga. ¿Qué ha hecho que “Podemos” se haya convertido en la segunda fuerza política de España desbancando al PSOE y a punto de alcanzar al PP?

Independientemente de la radicalidad de su planteamiento político, fundamentado en el comunismo más visceral y condimentado con gaitas revolucionarias bolivarianas, a estos lobos con piel de cordero que recuerdan la panacea del ya manido lema de “Libertad, Igualdad y Fraternidad” que derivó en sanguinarias revueltas y cortes de cabeza en la guillotina, (como no podía ser de otra forma…), y a este redivivo Robespierre coletudo, hay que reconocerles que han sabido hacer las cosas. Otro asunto será la deriva de los acontecimientos y el resultado final de su aventura pero, por el momento, la amenaza del desastre se cierne sobre nuestra Patria con especial virulencia y esto es debido a varios factores:

De una parte el desencanto del pueblo ante una clase política, (la “casta”, como ellos dicen), que se ha aposentado en el poder perdiendo el contacto con ese pueblo que, sucesivamente y tapándose la nariz, ha ido ejerciendo su derecho al voto: unos, (las izquierdas), votando al PSOE con tal de que no saliera elegida la derecha y otros, (las derechas), votando a un mal menor que no por ser menor, deja de ser intrínsecamente el mal. Conscientes de ello, los políticos se han aprovechado de este “borreguismo” del electorado para parafrasear el antiguo lema de “Todo por el pueblo, pero sin el pueblo”, convirtiéndolo en el más acertado “Todo para nosotros, pero con el pueblo”. La gente se ha dado cuenta y, tras años de “modélico esplendor democrático”, ha decidido romper la baraja que es como decir que le importa tres pepinos la política.

La siguiente maniobra de este sujeto ha sido saber aprovechar ese desencanto y esa pérdida de confianza del pueblo en la clase política para participar en la organización de una serie de manifestaciones, pacíficas en sus formas pero tumultuarias en su fondo, despertando fantasmas del pasado, (como ya hiciera Zapatero con su manida Ley de Memoria Histórica) y desenterrando argumentos que ya parecían muertos para retrotraernos a tiempos pasados de la República. Si tenemos en cuenta que ya no vive la generación que participó de la República, que la actual Monarquía española es una caricatura de lo que es una verdadera Monarquía y que todo lo novedoso es atrayente, nos encontramos con que la masa que sigue a Podemos va aumentando día a día. Es decir, ha conseguido crear una inquietud nueva en el pueblo sin que el pueblo sepa que esa inquietud es pura historia vencida y defenestrada.

El tercer factor determinante de Podemos es que su líder no tiene vergüenza. Entiéndase como se quiera, pero a lo que me refiero es que ha hecho de su falta de complejos y de su verbo fácil y directo la base fundamental de sus argumentos. Al más vivo ejemplo de los discursos destemplados de Alfonso Guerra en la Transición que fueron determinantes en el éxito electoral del PSOE felipista, los discursos del “Coleta” son viscerales, son “ganchos a la mandíbula” de un sistema político corrupto que se desmorona por momentos. Son bombas a la línea de flotación de una clase política que, boquiabierta por la contundencia de los ataques, sólo encuentra la solución de indagar sobre los antecedentes tributarios de estos perroflautas para ver si los pueden arrastrar a la ciénaga hedionda en la que ellos mismos están hundidos hasta las cejas. Discursos fatuos, sin argumentos razonables, con razonamientos estrambóticos y sin soluciones coherentes a los problemas de España; pero discursos llenos de odio hacia un poder establecido que no ha sabido ejercer debidamente sus obligaciones. Eso el pueblo lo sabe e, independientemente de que esté de acuerdo con estos abanderados morados, les da su apoyo por haberse situado frente a los que han llevado a España a la pobreza. Pobre pueblo que no sabe que, si Podemos sale elegido, habrá salido de Guate-mala para meterse en Guate-peor…

Y el último factor que ha hecho que Podemos haya llegado a ser bastante más que un movimiento Okupa es la repercusión mediática que el Coletas ha tenido en diversos medios de comunicación. Desde la Sexta hasta Cuatro pasando por Intereconomía. Es increíble que en aras de no sé qué libertad de expresión y de prensa, se le haya dado pábulo reiteradamente a este ser andrajoso y prepotente para que haga en los medios de comunicación que llegan a 40 millones de españoles, (quizás ya menos… el aborto ha hecho estragos), lo que ha hecho en los estrados de la Universidad Complutense haciendo uso de su derecho a la libertad de cátedra.

Incompetentes los políticos, incompetentes los medios de comunicación y bruta la masa que vota “democráticamente”, hay que reconocer que este tío lo ha hecho bien en provecho de su formación política. Pero no olvidemos que las consecuencias pueden ser nefastas, y digo NEFASTAS, para el futuro de España si esta gente llega al poder. No nos olvidemos que, hace ya casi ochenta años, otro majareta de turno llegó DEMOCRÁTICAMENTE al poder en Alemania y las consecuencias para su país y para la propia Europa todavía la siguen sufriendo y recordando millones de personas a las puertas de Auschwitz, Dachau ó Mauthausen.
En su contra, de momento lo único que se puede argumentar es que son tan golfos como los golfos que nos gobiernan. Veremos a ver qué golfo se lleva el tirón esta vez y cómo lo sufre España aunque ya se sabe… “Los pueblos tienen los gobernantes que se merecen”. De nosotros depende.

Manuel Nieto de Nevares.

Etiquetas: , ,

4 respuestas a "El éxito de “Podemos”"

  • Gonzalo dice:
  • TRAJANO dice:
  • Eesperaindeo dice:
  • José Enrique dice:
Dejar un comentario

Please leave these two fields as-is:

*