Conferencia de María Fidalgo en La Revuelta: El Carlismo en la pintura contemporánea

La doctora en Historia María Fidalgo impartirá este martes 19 de noviembre a las 20:30 horas una conferencia en la sala La Revuelta (C/ Siete Revueltas, 33, de Sevilla) con el título «El Carlismo en la pintura contemporánea».

María Fidalgo ya dictó en su día una recordada conferencia sobre el carlismo en la obra del maestro Ferrer Dalmau y sin duda volverá a darnos muchos detalles interesantes.

Adelantamos además que María Fidalgo será la próxima invitada en nuestro círculo de conferencias, evento que anunciaremos en unos días.

Renovación de la consagración del carlismo al Sagrado Corazón

El próximo sábado 23 de noviembre se llevará a cabo, en el Cerro de los Ángeles, la renovación de la consagración del carlismo (de la Comunión y de sus familias y de todos los círculos, asociaciones, etc. que deseen sumarse) al Sagrado corazón de Jesús.

Además de en la imagen adjunta, pueden encontrar más información y datos de contacto en este enlace.

Desde Sevilla se partirá en grupo en coches particulares. SI quieres unirte, ponte en contacto con nosotros en el correo andaluciacarlistactc [@] gmail.com.

 

Conferencia: «El poder de la Virgen y la Batalla de Lepanto»

El 7 de octubre de 1571 tuvo lugar la Batalla de Lepanto, en la que la flota cristiana, formada muy principalmente por naves españolas y mandada por Don Juan de Austria, derrotaría al turco librando así a la Cristiandad de su empuje.

Aquella fue una jornada de dura lucha pero también de oración, convocada en toda la Cristiandad y encabezada por el Papa San Pío V, que rompió a llorar al conocer la victoria y que para celebrarla instauró la festividad de la Virgen de las Victorias el 7 de octubre, hoy convertida en el día de Nuestra Señora del Rosario. También añadió por esta victoria el Santo Papa a las letanías lauretanas la de «Auxilium Christianorum».

A todo ello dedicaremos la próxima conferencia de nuestro ciclo, titulada «El poder de la Virgen y la Batalla de Lepanto» que será dictada por nuestro correligionario Miguel Ángel Bernáldez, Secretario de Formación y Programa de la Comunión Tradicionalista Carlista.

La cita será el próximo viernes 15 de noviembre a las 20:30 horas en nuestro Círculo Carlista Virgen de los Reyes, sito en la Calle Aire número 5, semisótano, de Sevilla.

La entrada es libre hasta completar aforo.

Han desafiado las repúblicas blancas por los cabos de Italia,
han arrojado sobre el León del Mar el Adriático,
y la agonía y la perdición abrieron los brazos del Papa,
que pide espadas a los reyes cristianos para rodear la Cruz.

G.K. Chesterton (Lepanto, traducción de Jorge Luis Borges)

Conferencia: Varón y mujer ¿los creó?

Un nuevo curso retomamos nuestro ya tradicional ciclo de conferencias y lo hacemos recibiendo en nuestro Círculo Carlista Virgen de los Reyes de Sevilla a D. Juan Caruncho Fontela, miembro del COF (Centro de Orientación Familiar) diocesano, que nos dirigirá la conferencia «Hombre y mujer ¿los creó? Comentarios al documento pontificio», durante la que, como el título deja claro, comentará algunos puntos sobre el documento pontificio publicado el pasado mes de junio por la Congregación para la Educación Católica para tratar el asunto del «género» en la educación.

La cita en esta ocasión será el jueves 24 de octubre a las 20:30 horas en nuestro Círculo Carlista Virgen de los Reyes, sito en la calle Aire número 5, semisótano, en Sevilla.

La entrada es libre hasta completar aforo y a la finalización de la charla se abrirá la cantina del Círculo para compartir un buen rato entre los asistentes.

Crónica del Día de la Hispanidad en Sevilla

Jornada festiva e intensa la del Día de la Hispanidad para los carlistas sevillanos. Poco antes del mediodía empezaban a ondear banderas de la Monarquía Hispánica y del Sagrado Corazón de Jesús en los alrededores del Monumento a Cristóbal Colón de los Jardines de Murillo, mientras se amenizaba la espera con música.

Se dio la bienvenida a los asistentes y al promotor del I Manifiesto 12 de Octubre Intercontinental, que hizo lectura del mismo y del quien aceptamos la invitación a suscribirlo como han hecho otros actos de homenaje en distintas ciudades del mundo. Sigue leyendo

Día de la Hispanidad en Sevilla

En los últimos años hemos visto cómo el discurso negrolegendario sobre el 12 de octubre, sobre el Descubrimiento y Conquista de América y sobre la Hispanidad no deja de ser repetido desde distintas plataformas y altavoces al dictado de los programadores de la corrección política.

De forma paralela, empieza a articularse una reacción a este discurso dominante y desde todos los rincones de la Hispanidad, de las Españas, un número cada vez mayor de valientes se sacuden los complejos y enarbolan nuestras banderas reivindicando nuestra Historia. Sigue leyendo

Cine contrarrevolucionario

El viernes 27 de septiembre se puso en marcha un proyecto dirigido sobre todo a nuestros jóvenes de Cruz de Borgoña consistente en un ciclo de cine contrarrevolucionario en nuestro Círculo Carlista Virgen de los Reyes de Sevilla.

Se proyectó la película «La guerra de La Vendée», episodio muy desconocido de la verdadera cara de la Revolución, que desde su primera hora siempre ahogó con sangre inocente su sed de «liberté, égalité, fraternité».

Pueden leer una breve nota sobre la película que hace sólo unos días publicó el Padre José María en su blog «Reflexiones de un páter cinéfilo».

Para profundizar en este episodio recomendamos el libro «La guerra de La Vendée. Una cruzada en la revolución» del profesor Alberto Bárcena.

En meses sucesivos se programarán nuevas sesiones de cine contrarrevolucionario.

Nota de Prensa de la CTC por la resolución del Tribunal Supremo en relación a la exhumación del General Franco

La resolución del Tribunal Supremo, en relación a la exhumación del General Franco y la imposibilidad de inhumación en la Almudena aumenta la fractura social

Cada vez es más evidente para los españoles que la democracia de partidos y la supuesta separación de poderes es una farsa

Con el anuncio del contenido de la Sentencia en relación a la exhumación y posterior inhumación del General Franco, el Tribunal Supremo ahonda la brecha que los separa cada vez más de la mayoría social. Y ello, además, propiciando que el Gobierno socialista siga aprobando leyes particulares que no buscan el bien común, sino solo la agitación social en beneficio propio.

 

Comunión Tradicionalista Carlista.- 24 de septiembre de 2019. El Carlismo no necesita inventarse una falsa memoria «histórica» para demostrar su antifranquismo, pues la historia lo confirma. La Comunión Tradicionalista Carlista estuvo el 18 de julio de 1936 con el alzamiento popular que inició la Cruzada de Liberación, pero no estuvo nunca a favor de un gobierno militar autoritario como el que rigió España hasta el 20 de noviembre de 1975. Como prueba basta la condena de Fal Conde (Jefe Delegado de la Comunión) al exilio en Portugal por oponerse a la Unificación, y el posterior confinamiento en Ferrerías.

Sin embargo, esta realidad no impide al Carlismo manifestarse contrario a la exhumación y posterior inhumación en lugar diferente a la Catedral de la Almudena de los restos del General Francisco Franco.

Y es que la obsesión del Gobierno socialista pretendiendo el traslado de sus restos no tiene más objeto que reabrir heridas ya cerradas desde las décadas de los años 50 y 60, muy principalmente desde el Decreto-ley 10/1969, de 31 de marzo, por el que el bando vencedor de la Cruzada manifestó su voluntad de perdonar los asesinatos perpetrados antes y durante la misma por las fuerzas adictas al Frente Popular.

Además, el traslado de sus restos es un acto de cobardía impropio de españoles, pues ni siquiera la crueldad de los prepotentes liberales del siglo XIX, vencedores de tres guerras civiles, mostró tanta insania, y al menos en apariencia supieron mantener la caballerosidad propia de los españoles, que nunca hasta ahora consideran como enemigo a un muerto.

Sorprende, además los falsos argumentos del Gobierno, sosteniendo que ninguna nación europea mantiene mausoleos a dictadores. En primer lugar por cuanto no es verdad, como prueba la existencia, en Francia, de un Mausoleo nacional a un despiadado y asesino dictador como fue Napoleón Bonaparte. En segundo lugar, por cuanto la Basílica del Valle de los Caídos no es un mausoleo, sino un templo. En el que además, el General Franco no pensó ser enterrado, decisión que se debido a Juan Carlos de Borbón y al Gobierno de entonces. En tercer lugar, por cuanto en España, y en Madrid mismo, se mantienen monumentos (estos sí, laudatorios) a traidores españoles y genocidas como el dictador Simón Bolívar, o a golpistas antidemocráticos confesos como el socialista Francisco Largo Caballero.

Con todo, lo más grave es la tremenda irresponsabilidad del Tribunal Supremo, que se ha plegado de forma unánime a las pretensiones del Gobierno. Esta actuación, unida a la subordinación de la Sala I del Tribunal Supremo a los intereses del Gobierno y de la Banca especulativa en relación a las cláusulas abusivas de los contratos hipotecarios, hace tambalearse a todo el sistema político español, pues se demuestra que los Tribunales responden a intereses políticos.

En el presente caso, ya es bastante que el Tribunal Supremo de por buena una «ley particular», como para agravar la situación impidiendo a la familia del General inhumar sus restos donde mejor entiendan. Al parecer, se alegan motivos de seguridad, cuando en cualquier nación medianamente civilizada no puede impedirse el ejercicio de un derecho alegando motivos de seguridad, pues la labor de cualquier Gobierno es, precisamente, garantizar la seguridad de los ciudadanos para que puedan ejercer sus derechos.

Dar por buena esta argumentación es tanto como si alegando motivos de seguridad ciudadana en Barcelona, por el aumento de los atracos, se prohibiera a los ciudadanos deambular libremente por las calles. O como si se prohibiera a las jóvenes españolas, debido al aumento de agresiones sexuales generadas por la falta de moralidad pública, a que salieran de sus casas a partir de las 12 de la noche.

Desde la Comunión Tradicionalista Carlista queremos manifestar que el Gobierno y las fuerzas autodenominadas “progresistas” no engañan a nadie. A Franco se le persigue no por ejercer un gobierno autoritario (es más, la izquierda siempre fue amiga de los gobiernos dictatoriales… si son de izquierdas), sino por ser un Jefe de Estado Católico. Lo mismo que se persigue nuestra memoria histórica vinculada a la Reconquista de España, por ser obra católica. Como se criminaliza nuestra labor de civilización en América y demás territorios de la Monarquía Hispánica por ser obra católica.

Por ello, la Comunión Tradicionalista Carlista manifiesta su repulsa al comportamiento cobarde del Gobierno; a la actitud lacayuna del Tribunal Supremo; y a la tibieza de la mal llamada “oposición”.

Secretaría General de la Comunión Tradicionalista Carlista
www.carlistas.es

Antonio Molle Lazo, en el LXXXIII aniversario de su martirio

El próximo 10 de agosto se cumplirán 83 años del martirio del joven requeté Antonio Molle Lazo en Peñaflor (Sevilla). Como cada año en esa fecha, se celebrará en la Basílica del Carmen de Jerez de la Frontera, donde reposan sus restos, Santa Misa en su memoria, a las 20:00 horas.

El martirio de Antonio Molle formaba parte de la causa colectiva gestionada por la Archidiócesis de Sevilla por los mártires de la persecución religiosa y la Guerra Civil, pero por retrasos en la documentación se sacó de la misma y a día de hoy está en marcha un proceso individual, promovido por la Asociación de Fieles Servidores de Cristo Rey.

A continuación reproducimos la síntesis del Martirio de Antonio Molle publicado por dicha Asociación:

Nació, este siervo de Cristo Rey, en Arcos de la Frontera, Cádiz, la madrugada del Viernes Santo del 2 de abril de 1915, cuando procesionaba, ante la casa de sus padres, la Hermandad de Jesús Nazareno. Hizo la Primera Comunión con los Hermanos de las Escuelas Cristianas (HH. De la Salle), en Jerez de la Frontera, el día 15 de mayo de 1924. En la festividad de Cristo Rey, se consagró al Divino Corazón y a María Inmaculada, imponiéndosele el Santo Escapulario de la Virgen del Carmen como Terciario Carmelita.

Constante en sus devociones, afable en el trato y ejemplar en su conducta, sin embargo, nada extraordinario revelaba, en su infancia y adolescencia, su fervor y apasionamiento por todo lo que podía acercarle a Dios, y un profundo desprecio de lo que de Él nos aparta, lo que le distingue de entre sus compañeros.

En 1929 comienza su actividad pública como miembro de la Comunión Tradicionalista y unos años más tarde, ante el régimen republicano, vigila y defiende iglesias y conventos de profanaciones y quemas como Requeté, acudiendo siempre con ánimo alegre y resuelto al lugar de mayor necesidad, hasta que, al ser acusado de inducción a la rebelión por los enemigos de Dios, es detenido y encarcelado enla madrugada del 2 de abril, día de su aniversario.

Su estancia en prisión sirvió para fortalecerlo en la Fe y reafirmar sus ideales. Organizaba el rezo del Santo Rosario, incluso pidiendo por sus carceleros. Al comentar la lectura del martirio de un Santo, comentó en la celda, a sus compañeros de cautiverio: “Sufriré los más atroces tormentos antes que apostatar de mi Dios”, … “¿Puede haber mayor gloria que dar la vida por Cristo?”, profetizando su propia muerte sin saberlo.

El 6 de agosto, primer viernes de mes y festividad de la Transfiguración, recibió a Jesús Sacramentado. Cuatro días después, se decide celebrar, en la Capilla del Convento de las Hermanitas de la Cruz, en Peñaflor, por estar profanada la Parroquia de ese pueblo, Misa funeral por las víctimas y por el General Sanjurjo, el 10 de agosto de 1936. Tras una noche de guardia, Antonio, confesó y comulgó, en actitud recogida e íntima unión con Dios, por última vez. Siendo sorprendidos, poco después, por unos dos mil milicianos que atacaron Peñaflor, desde Palma del Río, aquel mismo día por la tarde, era cruelmente martirizado en esa población.

Dada la rapidez del ataque, tres Guardias Civiles y dos Requetés, entre los que se encuentra Antonio Molle, no pueden concentrarse en el Ayuntamiento, donde se habían hecho fuerte el puñado de valientes voluntarios que se habían desplazado, desde Lora del Río, a defender a las gentes del pueblo y el Convento.

Antonio, llevado de su gran corazón para con el prójimo, insta a organizar la defensa del Convento de las Hermanas de la Cruz, y una vez dentro, vista la imposibilidad de hacerlo desde allí, por no reunir las condiciones necesarias, pasan a las casas de enfrente, defendiéndolas durante horas. Las mujeres encerradas en las casas, temen, que las maten los asaltantes socialistas y anarquistas y lloran desconsoladas, suplicando no las dejen desamparadas.

Antonio, con sus compañeros, a la llegada de la tarde, en que se agotaron las municiones, aconsejó a las dueñas de la casa, que se marchasen en busca de otro refugio, pues desde allí nada podían hacer ya por ellas. El heroico joven queda retrasado ayudando a una anciana a saltar la tapia medianera de la casa, y seguidamente trata de reunirse con sus compañeros. En su marcha, salta a un corralón dónde se le unen un grupo de mujeres y niños, ayudándoles a forzar la puerta falsa de una casa que daba a la carretera. Las personas que componen el grupo, logran pasar al interior, invitado a Antonio a entrar, que se excusa “por no querer comprometerlos”, quedando en una cocina que había en el corral. En ese momento, llaman a la puerta con grandes golpes, y mientras abren a los milicianos atacantes, Antonio sale de allí tratando de ocultarse.

Aparece, entonces, una avioneta nacional de reconocimiento, y al verla, los milicianos, huyen asustados a refugiarse, penetrando tres de ellos en una casa cercana a la anterior, y al divisar a Antonio tratando de pasar a un tejado, le encañonan y obligan a bajar, entregándose voluntariamente brazos en alto y desarmado. En medio de una algarabía, palabras soeces y a golpes de culata, le conducen al jefe de las milicias que se encontraba delante de la estación de ferrocarril, a la entrada del pueblo.

¡Había comenzado su calvario!
Despiadadamente, no se conforman con insultarle y golpearle, quieren que, de “vivas a Rusia” y “mueras a la Religión”, pero él, con los brazos en alto y con gran serenidad, responde: ¡Viva España! ¡Viva Cristo Rey! Replicando los milicianos: “¿Qué Viva Cristo Rey, ni qué Viva España?, que diga ¡Viva Rusia!”, pero Antonio imperturbable, sigue contestando: “¡Viva Cristo Rey! ¡Viva España!”.

Los milicianos lo hostigan y encañonan, gritándole: ¡Canalla! ¡Fascista! ¡Vamos a bebernos tu sangre! ¡Vamos a matarte! Intrépidamente contesta Antonio: “Me mataréis, pero Cristo triunfará”. Impotentes para vencer tanta Fe, los enfurecidos milicianos disparan a bocajarro contra él y, con los brazos en cruz, sale, más potente, de su garganta el grito de “¡Viva Cristo Rey!”, desplomándose en la tierra.

Ya en el suelo, herido de muerte, es sometido a horroroso martirio. Incapaces de haber vencido su alma, se arrojan sobre la víctima, ensañándose con su cuerpo. Al ver las turbas arrojarse sobre él, una voz ordena: “¡No rematarlo, dejadlo que sufra!”, para saciar su odio satánico. La multitud que se agolpa alrededor, sobre Antonio, gesticula y vocifera gozando con la agonía de su víctima indefensa. Prolongando su martirio, le golpean en la cara, le roban una medalla y le mutilan cruelmente, cortándole las orejas y la nariz. Acuchillado y cubierto de sangre, yace su cuerpo en medio de la carretera. De todo ello dió testimonio D. Rafael de las Heras, Jefe de Estación de Peñaflor que, desde ésta, fue testigo, junto con algunas mujeres del pueblo.

Una sencilla cruz de hierro marcaba, a un lado de la carretera, frente a la estación en Peñaflor, el lugar donde fue martirizado el heroico y ejemplar cristiano español que, siendo retirada hace unos años, se reubicó y en la actualidad está colocada en la espadaña del Convento de las Hermanas de la Cruz.

Tres días después, fue trasladado su cadáver a Jerez, y quince meses más tarde, queriendo sus padres mudarlo del húmedo suelo donde estaba enterrado, solicitaron y obtuvieron permiso del Eminentísimo Señor Cardenal de Sevilla, para la exhumación del cuerpo de su hijo. Abierta la sepultura y extraído el ataúd y a pesar de haberse podrido la caja, pudo comprobarse que el cadáver estaba íntegro y no exhalaba mal olor, siendo levantada acta notarial de este admirable hecho, previo juramento presentado por las autoridades eclesiásticas, civiles y militares que lo presenciaron. Desde entonces han sido incontables los favores atribuidos a la intercesión de este joven ejemplar, como lo atestiguan las cartas que se reciben de los más apartados lugares de España y el extranjero.

Por especial concesión de la Sagrada Congregación de Ritos, los retos de este insigne siervo confesor de Cristo Rey, previo correspondiente y minucioso reconocimiento médico y científico, descansan, y se veneran, en la Capilla de Cristo Rey, en la Basílica de Nuestra Señora del Carmen Coronada, esperando que, con la ayuda de Dios y las súplicas de los devotos, Antonio Molle, en breve, pueda ver reconocido su martirio y la elevación a los altares sea una realidad.

A.M.D.G

Pueden contactar Asociación de Fieles Servidores de Cristo Rey en: Convento de los RR. PP. Carmelitas Calzados, Jerez de la Frontera, en el correo electrónico: servidorescristorey@hotmail.com o en el tlf.: +(34) 607 982 682.

Les dejamos también el cortometraje que AgnusDei Prod dedicó a Antonio Molle hace unos años:

Conmemoración 18 de Julio

La Junta Regional de la Comunión Tradicionalista Carlista en Andalucía quiere celebrar un año más la fecha tan entrañable del 18 de julio. Fecha en la que en 1905 falleció S.M.C. D. Carlos VII y fecha del Glorioso Alzamiento Nacional en 1936.

Es por eso que, Dios mediante, el jueves 18 de julio asistiremos a la celebración de la Santa Misa en el Convento Santa María de Jesús (Clarisas) en calle Águilas nº 22 a las 20:00 h y seguidamente, en nuestro Circulo Carlista Virgen de los Reyes, continuaremos con la celebración con unos vinos y tapas varias.

Esperamos vuestra asistencia en lo que será también el cierre de este curso, en el que agradecemos a todos aquellos que de alguna manera u otra han colaborado otro año más con su esfuerzo callado e invisible. Invisible para las personas que no sabemos ver bien, pero que El que está allí arriba bien sabe de aquello que se hace por amor de Él y de la Patria.

Y recargaremos en estas vacaciones ideas, fuerzas y nuevas ilusiones para empezar  el próximo curso con renovada energía.

¡Viva Cristo Rey!